Propiedades y Beneficios de la Chumbera – Higos Chumbos

La chumbera (Opuntia ficus-indica) es el fruto de una especie de cactus originaria de América.

Además de ser una generosa fuente de fibra dietética, el fruto tiene un generoso contenido de vitamina C y magnesio y es rico en compuestos antioxidantes, especialmente betalaínas y polifenoles.

Las flores, las almohadillas y los frutos de la especie tienen un gran valor medicinal y se han utilizado tradicionalmente para tratar una gran variedad de enfermedades.

Se cree que el higo chumbo ayuda a combatir la diabetes, las infecciones de heridas, las enfermedades inflamatorias, las infecciones respiratorias, los edemas, las quemaduras y el colesterol alto.


✪ Propiedades y Beneficios de las chumberas

propiedades y beneficios de la chumbera - higo chumbo

Las almohadillas de los higos chumbos están llenas de espinas fijas, afiladas como agujas, así como de diminutas púas en forma de pelo de aspecto difuso.

Estas últimas penetran rápidamente en la piel y son difíciles de eliminar, ya que suelen dejar fragmentos incrustados en la piel.

Las chumberas florecen desde la primavera hasta principios del verano y producen flores rojas, amarillas, naranjas, moradas y blancas, tras lo cual empiezan a dar frutos.

Los frutos de los higos chumbos reciben muchos nombres, los más comunes son higo chumbo, opuntia de la India, fruta de la tuna, cactus pera, cactus sin espinas, fruta de cactus de pala.

Los higos chumbos son frutos cilíndricos de unos 5-7 cm de longitud, con una piel exterior dura y cubierta de pequeñas protuberancias oscuras llenas de pequeñas espinas difusas.

El color de la piel varía desde el verde pálido y el amarillo hasta el amarillo anaranjado, el rojo rosado, el rojo intenso y el púrpura, pudiendo haber más colores al mismo tiempo.

El color de la pulpa del higo chumbo varía entre el blanco, el amarillo y el naranja, el rojo rosado y el morado intenso. Los frutos están llenos de pequeñas y duras semillas incrustadas en la sabrosa pulpa.

¿Qué aspecto tiene el higo chumbo?

La chumbera es una especie de cactus originaria de las regiones desérticas de América y México. La especie puede crecer hasta 5 metros de altura y tiene espinas afiladas y frutos coloridos.

Los cactus de higo chumbo están formados por docenas de palas planas, carnosas y verdes que crecen en ángulos muy extraños, normalmente hacia fuera. Las almohadillas funcionan como tallos y tienen forma redonda u ovalada.

¿A qué sabe el higo chumbo?

Los higos chumbos tienen un sabor parecido al de la sandía y la pera, dulce, extremadamente suculento e increíblemente fragante.

Dependiendo de la variedad y de su madurez, la fruta puede tener una ligera acidez. También hay algunas variedades que tienen un sabor parecido al del pepino, mientras que otras son más ácidas que dulces, especialmente si no están completamente maduras.

Las diminutas y duras semillas esparcidas por toda la pulpa dan a la fruta una textura granulada y pueden dificultar su disfrute.

La fruta puede comerse entera (carne, piel y semillas), a menos que se prefiera otra cosa o se tengan problemas para consumir ciertas partes (las semillas, por ejemplo).

¿A qué saben las hojas de higo chumbo (almohadillas)?

Las hojas planas de higo chumbo, de color verde pálido, también son comestibles y se dice que saben a judías verdes. Las almohadillas se recogen antes de que las espinas se endurezcan porque son más tiernas.

¿Cuáles son los beneficios del higo chumbo?

En lo que respecta a los efectos sobre la salud, estas son 7 propiedades y beneficios encomiables del higo chumbo:

1-Propiedades antidiabéticas:

Las investigaciones sobre las propiedades antidiabéticas del higo chumbo sugieren que el contenido de fibra y pectina (un polisacárido) de la fruta puede disminuir la absorción intestinal de azúcar, contribuyendo a reducir los niveles de glucosa en sangre (Hypoglycemic activity of two polysaccharides isolated from Opuntia ficus-indica and O. streptacantha).

Del mismo modo, docenas de otros estudios preliminares en animales y clínicos califican a varias variedades de higos chumbos como seguras para el control de la glucemia y animan a su consumo regular. (Revisión sistemática de hierbas y suplementos dietéticos para el control glucémico en la diabetes, Diabetes care, abril de 2003)

2-Antiinflamatorio natural:

En un estudio titulado Un principio antiinflamatorio del cactus, se ha demostrado que los tallos de higo chumbo poseen eficaces propiedades antiinflamatorias.

El beta-sitosterol, un compuesto vegetal similar al colesterol, parece ser el responsable de la acción antiinflamatoria de la especie. Al mismo tiempo, las propiedades antiinflamatorias de la fruta se ven reforzadas por su generoso contenido en vitamina C.

3-Efecto reductor del colesterol:

Los higos chumbos aportan generosas cantidades de fibra dietética (de 3,6 g a 5,3 g por cada 100 g de fruta). La fibra dietética actúa a nivel intestinal, impidiendo que se absorba demasiada grasa y llegue al torrente sanguíneo.

Esto, a su vez, reduce los niveles de colesterol LDL y triglicéridos.

Un estudio en animales con cobayas (La pectina aislada del higo chumbo (Opuntia sp.) modifica el metabolismo de las lipoproteínas de baja densidad en cobayas alimentadas con colesterol) demostró que la fibra soluble de la fruta disminuía los niveles de colesterol hasta un 33% y los niveles de colesterol hepático entre un 40 y un 85%.

4-Proporciona protección antioxidante:

Se ha descubierto que los higos chumbos contienen cantidades generosas de polifenoles (ácido gálico, catequinas, ácido vanílico), así como de betalaínas (betanina para los frutos rojos y rojo púrpura, indicaxantina para los frutos amarillos y naranjas).

Tanto los polifenoles como las betalaínas (que también se encuentran en la remolacha) proporcionan una excelente protección antioxidante contra los daños causados por los radicales libres, previniendo las mutaciones celulares potencialmente cancerígenas.

5-Curación de heridas y actividad antiulcerosa:

Según las investigaciones, los monosacáridos del mucílago de las almohadillas de higo chumbo aumentan la protección de la mucosa del estómago, lo que se cree que reduce la incidencia de las úlceras estomacales (los mucílagos de Opuntia ficus indica (L.) Mill. muestran un efecto citoprotector sobre la mucosa gástrica en la rata).

Se cree que las aplicaciones tópicas de compresas de higo chumbo actúan de forma similar: los polisacáridos de la planta favorecen la reparación de la piel y la curación de las heridas (Effect of polysaccharides from Opuntia ficus-indica (L.) cladodes on the healing of dermal wounds in the rat).

6-Beneficios para aliviar el estreñimiento:

Comer higos chumbos ayuda a aliviar el estreñimiento de forma natural debido al alto contenido de fibra dietética de la fruta (3,6 a 5,3 g).

La pectina, una forma de fibra dietética soluble presente en los higos chumbos, no sólo reduce la asimilación de las grasas y ralentiza la absorción de la glucosa, de ahí las propiedades reductoras del colesterol y antidiabéticas de la fruta, sino que también mejora la digestión y la salud del tracto digestivo.

7-Buena fuente de vitamina C y magnesio:

Los higos chumbos aportan unos 85 mg de magnesio en la dieta, un mineral que contribuye además a la salud cardiovascular al favorecer la actividad del músculo cardíaco, así como 14 mg de vitamina C, una vitamina con potente actividad antioxidante, antiviral y antiinflamatoria.

Se cree que el contenido de vitamina C de la fruta es el responsable de sus propiedades antivirales y explica su uso desde hace mucho tiempo para el tratamiento de infecciones virales.

La fruta también contiene cantidades modestas de vitaminas B2, B6, B3 y vitamina A, calcio, potasio y fósforo y sólo 41 kcal (kilocalorías, calorías) por cada 100 gramos.

Se puede consumir cruda, refrigerada durante varias horas, en ensaladas, helados o zumos o cocinada según las preferencias personales.

Conviene saber

Sin embargo, se aconseja a las mujeres embarazadas y a las nuevas madres que eviten el higo chumbo debido a la falta de información sobre la seguridad de la fruta durante el embarazo y la lactancia.

La fruta puede acentuar los efectos de los medicamentos diuréticos e hipoglucemiantes y desencadenar reacciones alérgicas en personas sensibles a uno o más componentes de la planta.

Por último, pero no por ello menos importante, el higo chumbo puede provocar diarrea, hinchazón e incluso náuseas cuando se introduce en dietas bajas en fibra.