Propiedades y beneficios del Aguacate – Palta

El aguacate (Persea americana), con forma de pera y piel oscura pero de sabor casi insípido, no sólo es el ingrediente principal del popular dip de guacamole, sino también un gran aliado en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares. Los aguacates tienen un 12% de ácidos grasos insaturados, un tipo de grasa saludable con grandes efectos antiinflamatorios y antioxidantes y beneficios para el sistema vascular.

Sus extraordinarias propiedades para reducir el colesterol los convierten en una gran adición a cualquier dieta y en un excelente sustituto de las grasas de origen animal, como la mantequilla e incluso algunos aceites vegetales.

Los aguacates son una gran fuente de vitaminas del grupo B, cobre y potasio, y contienen potentes fitoquímicos con gran actividad antioxidante. Comerlos regularmente no sólo contribuye a una buena inmunidad y a una piel bonita, sino que también mejora la absorción de numerosos nutrientes liposolubles como los carotenoides, la vitamina E y la vitamina K.

Además, su consumo regular preserva la salud de los vasos sanguíneos, ayuda a regular la presión arterial, favorece la digestión y puede presentar efectos antienvejecimiento.

Beneficios del aguacate

¿Qué aspecto tiene el aguacate?


Existen algunas diferencias entre los distintos tipos de aguacate. Por lo general, los aguacates tienen más o menos forma de pera y su tamaño oscila entre el de un huevo y el de un pequeño pomelo. Tienen una piel verde brillante que se va oscureciendo a medida que el fruto madura, una pulpa de color amarillo-verde claro y una gran semilla marrón en el centro. Algunas variedades son más redondas, mientras que otras son más alargadas. Además, la piel del aguacate puede ser brillante o rugosa y, en algunas variedades, es considerablemente más oscura, incluso cuando el fruto no está maduro.

¿A qué sabe el aguacate?


El aguacate no es dulce como otras frutas, ni tampoco es agrio, amargo o grasiento de mala manera. Tiene una textura cremosa o mantecosa y un sabor rico, pero no mucho sabor en general (algunas personas lo perciben como un sabor totalmente insípido). A mí me parece que el aguacate tiene agradables y delicados sabores verdes y herbáceos y que, en realidad, no es nada graso, sino más bien suave, cremoso y rico y, al mismo tiempo, fresco.

Cómo elegir un buen aguacate


A la hora de elegir el aguacate, primero hay que tener en cuenta el grado de madurez del fruto. Si no tiene previsto comerlo ese mismo día, puede elegir una fruta que aún no esté madura: debe tener un color verde brillante y sentirse firme.

Déjala a temperatura ambiente con algunas manzanas y plátanos para que madure. Si quieres que madure más lentamente, ponla en la nevera.

Un aguacate inmaduro debería durar así en la nevera de 4 a 5 días a una semana. Después de este tiempo debería estar listo para comer, pero es mejor comprobarlo cada día para ver cómo está de maduro.

Algunos aguacates maduros tienen una piel verde oscura, excepto una variedad conocida como Hass, que debería tener una piel púrpura oscura, casi negra, cuando está madura. Otros pueden conservar su color inicial cuando están maduros. Pero lo más importante es que el aguacate maduro debe sentirse suave y ceder a la presión cuando se aprieta un poco. Si está maduro, debería poder abrirlo simplemente con las manos y sacar la pulpa interior con una cuchara. Un aguacate maduro tiene una pulpa suave y cremosa y delicados sabores verdes o herbáceos. Ver más ¿Cuánto dura el aguacate?

¿Para qué es bueno el aguacate?


A continuación se presenta una lista de los 5 principales datos nutricionales y beneficios para la salud del aguacate:

*Excelente para el corazón
Los aguacates son ricos en ácidos grasos mono y poliinsaturados (alrededor del 12%), grasa saludable que ofrece protección antioxidante a los vasos sanguíneos y regula los niveles de colesterol en sangre. Varios estudios han demostrado que comer aguacate a diario durante más de dos semanas puede reducir los niveles de colesterol LDL (malo) y de triglicéridos hasta un 10-17%.

Las grasas saludables del aguacate también mejoran la absorción de carotenoides y otros nutrientes liposolubles como la vitamina E en un 200%. El alto contenido en fibra y fitoesteroles (beta-sitosterol, estigmasterol, campesterol) del aguacate es también un factor importante para reducir los niveles de grasa en sangre y para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

*Mantiene la salud del colon
¿Cómo? Con 6,7 g de fibra dietética/100 g de pulpa cruda, el aguacate añade volumen a las heces y, por tanto, facilita los movimientos intestinales regulares. Esto, a su vez, reduce el tiempo que el colon está expuesto a los residuos y a la tensión asociada a los movimientos intestinales difíciles, lo que se dice que contribuye enormemente a la salud del colon. Además, las grasas saludables del aguacate facilitan el paso de las heces a través de los intestinos y ayudan a aliviar el estreñimiento y a prevenir y controlar las hemorroides.

propiedades y beneficios del aguacate

*Menor riesgo de diabetes y síndrome metabólico
Como se ha mencionado anteriormente, el aguacate contiene grasas saludables en forma de ácidos grasos monoinsaturados Omega-9 (ácido oleico) y poliinsaturados Omega-6 (ácido linoleico). La grasa saludable procedente de fuentes vegetales somete al cuerpo a una tensión mucho menor y es menos probable que se deposite en forma de grasa visceral (vientre), un síntoma revelador del síndrome metabólico.

Básicamente, una dieta rica en productos animales grasos eleva los niveles de colesterol malo y triglicéridos, provoca hipertensión arterial, resistencia a la insulina y predispone a la diabetes y la obesidad, un conjunto de síntomas conocido como síndrome metabólico. Los estudios revelan que sustituir los productos animales grasos por alimentos más saludables como el aguacate y tener un consumo razonable de grasas puede reducir drásticamente estos riesgos para la salud.

*Excelente contenido en antioxidantes
Se ha demostrado que el aguacate contiene potentes antioxidantes como el alfa-caroteno, el beta-caroteno, la criptoxantina, la luteína, la zeaxantina, la neoxantina y la violaxantina. Su función es proteger nuestras células y el ADN de las moléculas reactivas de oxígeno dañinas (radicales libres) y ayudar a las células dañadas a repararse para evitar que muten en células cancerosas. La mayoría de estos carotenoides antioxidantes también tienen actividad de provitamina A, lo que significa que nuestro cuerpo los sintetiza parcialmente en vitamina A y los utiliza para mantener una buena vista y unas membranas mucosas sanas.

Otros antioxidantes que se encuentran en cantidades bastante generosas en el aguacate son la vitamina K (17,5%), la vitamina C (17%), la vitamina E (14%) y el cobre (21%). No sólo reducen eficazmente los marcadores de inflamación, sino que también refuerzan la inmunidad, previenen las arrugas, aseguran la belleza de la piel y retrasan el encanecimiento del cabello.

*Gran fuente de vitaminas B
Otra razón por la que el aguacate reduce los riesgos de enfermedades cardíacas es su alto contenido en vitamina B. Como puede ver en la tabla nutricional anterior, el aguacate aporta generosas cantidades de folato, niacina, ácido pantoténico, piridoxina y riboflavina, vitaminas del grupo B que convierten el aminoácido dañino homocisteína en cisteína y, por tanto, ayudan a prevenir las enfermedades coronarias. Además, el folato (vitamina B9) es una vitamina esencial para el embarazo, ya que no sólo favorece la fertilidad, asegurando que la mujer lleve el embarazo a término, sino que también previene graves defectos de la columna vertebral en los recién nacidos, llamados defectos del tubo neural.

A pesar de su alto contenido en grasa y de que contiene 160 kcal/100 g, el aguacate es realmente respetuoso con el corazón y la figura. La asombrosa mezcla de nutrientes como las vitaminas C, E, K, vitaminas del grupo B, cobre, potasio, magnesio, hierro, zinc, ácidos grasos insaturados y carotenoides contribuye enormemente a la prevención de enfermedades cardiovasculares. Además, los aguacates mantienen los niveles de inflamación y el estrés oxidativo, dos conocidos factores cancerígenos, dentro de los límites normales.

Conclusión

En general, el aguacate es una fruta nutritiva por encima de la media y su consumo es muy recomendable, en cantidades razonables, por supuesto (descubre cuántos aguacates debes comer a la semana). Los únicos efectos secundarios serían comer demasiados y ganar peso como consecuencia de ello, o, en casos raros, experimentar una reacción alérgica al mismo. La alergia al aguacate puede desencadenarse al ingerir la fruta o productos alimenticios que la contengan, o al entrar en contacto con la savia del árbol. Recuerde también que el aguacate (fruto, corteza, hojas y semillas) es extremadamente tóxico para los animales domésticos y de granja si se ingiere.