Propiedades y beneficios de las Nueces de Brasil

Conocidas como la fuente más rica de selenio, las nueces de Brasil tienen extraordinarios beneficios para la salud gracias a su alto contenido en minerales y vitaminas. Además, contienen cantidades más que generosas de Omega-6, ácidos grasos esenciales que garantizan la salud del corazón y del hígado.

Las investigaciones sobre las propiedades y los beneficios para la salud de las nueces de Brasil sugieren que un consumo bajo y ligeramente moderado puede tener grandes efectos positivos en la salud humana.

Sin embargo, en lo que respecta a las nueces de Brasil, hay algunas cosas que hay que saber antes de consumir más nueces de las que se pueden manejar.

La mayor parte de la producción de nueces de Brasil procede de la selva amazónica. Los árboles de nueces de Brasil crecen sin obstáculos en la cuenca del Amazonas y pueden alcanzar alturas de más de 50 metros.

La selva amazónica es el mayor productor de nueces de Brasil del mundo y, si no vives en Bolivia, Perú o Brasil, lo más probable es que la nuez de Brasil que tienes en tus manos ahora mismo provenga del corazón del Amazonas.


✪ Beneficios de las nueces de Brasil

Propiedades y Beneficios de la nuez de brasil

¿De dónde proceden las nueces de Brasil y qué aspecto tienen?

Es interesante saber que, aunque existen numerosas plantaciones de nueces de Brasil, los productores obtienen más beneficios de la recolección de nueces procedentes de árboles que crecen libremente en la naturaleza. Para esta tarea se emplean trabajadores especiales que recorren la selva amazónica y recogen las nueces.

Sin embargo, las nueces de Brasil no son como las nueces o avellanas normales: varias nueces más pequeñas están encerradas en una cáscara dura gigantesca, del tamaño de un coco. Si hay un viento fuerte, las enormes cáscaras maduras pueden caer y matar a quien las golpee. Piense en lo que sentiría al ser golpeado en la cabeza por un coco que vuela a velocidad supersónica desde un árbol de 600-700 años.

¿A qué saben las nueces de Brasil?

No todo el mundo aprecia las nueces de Brasil. Algunos dirán que saben bien, a nuez, a grasa y a rico. Otros dirán que no saben tan bien y que tienen un sabor y/u olor desagradable, mohoso o rancio. De hecho, debido a su alto contenido en grasa, las nueces de Brasil se vuelven rancias más rápidamente que la mayoría de las otras variedades de nueces, y el enranciamiento se manifiesta en su perfil de sabor y aroma.

Las nueces de Brasil se echan a perder más rápido si están sin cáscara, por lo que mantenerlas con cáscara ayudará a alargar su vida útil, o al menos a no acortarla.

Datos nutricionales y beneficios de las nueces de Brasil

Sin embargo, las nueces de Brasil son muy nutritivas. En primer lugar, tienen unas sorprendentes 650 calorías/100 g, la mayoría de las cuales proceden del alto contenido en grasa de la nuez. Esto significa que son una gran opción culinaria para las personas que luchan por ganar peso.

Ganar peso puede ser tan frustrante como intentar perderlo, pero por suerte, alimentos como las nueces de Brasil pueden ayudar a engordar y seguir comiendo de forma saludable.

Por ejemplo, la mayor parte de la grasa que se encuentra en las nueces de Brasil es grasa monoinsaturada y poliinsaturada.

Las grasas insaturadas son buenas porque ofrecen un equilibrio nutricional adecuado: una dieta saludable debe contener ácidos grasos esenciales, como los que se encuentran en las nueces de Brasil, el pescado, las nueces o las almendras.

Los ácidos grasos esenciales (Omega-3, Omega-6) favorecen la actividad del sistema nervioso, ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL (malo) y elevan los niveles de colesterol HDL (bueno).

Es más, los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales saludables ayudan a prevenir las enfermedades coronarias y los accidentes cerebrovasculares al favorecer los niveles saludables de lípidos en la sangre.

Además, las nueces de Brasil son una excelente fuente de minerales dietéticos como el selenio, el fósforo, el cobre, el magnesio, el manganeso, el hierro, el zinc, el potasio y el calcio. Unos niveles adecuados de cobre pueden prevenir el encanecimiento prematuro del cabello.

El potasio regula la presión arterial al neutralizar los efectos del sodio en el cuerpo humano.

El manganeso tiene fuertes efectos antioxidantes y ayuda a proteger las células de las mutaciones causadas por la actividad de los radicales libres.

El magnesio aumenta la absorción del calcio y favorece la actividad muscular, incluida la del corazón.

El hierro combate la anemia y el zinc estimula el sistema inmunitario. Todos estos minerales se encuentran en cantidades muy generosas en las nueces de Brasil.

Sin embargo, la mayor sorpresa viene del selenio, un mineral con increíbles propiedades antioxidantes que ayuda a regular la actividad de la glándula tiroides y reduce la inflamación de las articulaciones. Las nueces de Brasil contienen 1917 mcg de selenio/100 g de nueces.

Esto significa que 100 g de nueces de Brasil aportan el 3485% de la CDR de selenio. Esto es una gran noticia para las personas que sufren una grave carencia de selenio, pero también puede suponer algunos riesgos para la salud.

Selenosis y otros efectos secundarios y peligros

Muy importante: a diferencia de la vitamina C, que puede tomarse en dosis elevadas durante períodos prolongados (digamos, 1 o 2 g de vitamina C al día durante semanas, meses o años seguidos), una ingesta elevada de selenio es tóxica para el cuerpo humano.

El cansancio extremo, los daños neurológicos, los problemas digestivos, la caída del cabello y la cirrosis hepática son signos de selenosis, una intoxicación debida a una ingesta elevada de selenio.

Hay muchos «expertos en nutrición» que profesan su admiración acrítica por las nueces de Brasil y le recomiendan consumirlas con la mayor frecuencia posible. Sin embargo, debes ser consciente de que incluso un consumo moderado puede ser extremadamente peligroso, incluso mortal. Sí, las nueces de Brasil son muy saludables, pero debido a su elevado aporte de selenio, deben consumirse en pequeñas cantidades, preferiblemente no todos los días de tu vida.

Siempre puedes elegir semillas de girasol, sésamo, almendras, nueces o pistachos en lugar de nueces de Brasil. Tienen una concentración tan alta de vitaminas, minerales y grasas saludables que seguro que cubren casi todas tus necesidades dietéticas y más.

Otro peligro del consumo excesivo de nueces de Brasil es su radiactividad. Las raíces de los árboles de nueces de Brasil, de 700 años de antigüedad, se adentran tanto en la tierra que alcanzan capas de material radiactivo que se encuentra de forma natural en las profundidades de la tierra. Al absorber radio, un compuesto radiactivo, el árbol acaba produciendo nueces radiactivas.

Aunque se considera que los niveles de radiactividad de las nueces de Brasil son demasiado bajos para causar ningún problema de salud grave, siguen siendo el alimento más radiactivo, superando a los plátanos y las patatas. Esta puede ser otra razón por la que hay que considerar muy cuidadosamente las cantidades de nueces de Brasil que se consumen.

Conclusión

A pesar de los efectos secundarios, las nueces de Brasil siguen siendo una excelente fuente de minerales dietéticos, ácidos grasos y vitamina E. Además de garantizar una piel bonita, las nueces ricas en vitamina E ayudan a proteger la piel contra los rayos UV y otros daños causados por los radicales libres.

También tienen buenas cantidades de vitaminas del grupo B, esenciales para muchas funciones corporales importantes. El aceite de nuez de Brasil da un gran sabor a las ensaladas y cura la piel seca y los talones agrietados mejor que cualquier producto comercial.

En general, la variedad de nueces contiene concentraciones increíbles de muchos nutrientes esenciales, proporcionando una nutrición general excelente. Aun así, plantean algunos riesgos graves para la salud, por lo que deben consumirse en cantidades bastante bajas.