Propiedades y beneficios de la Rúcula

La rúcula (Eruca sativa) es una verdura de hoja verde de la familia de las brasicáceas, muy popular en ensaladas y huertos. La rúcula tiene un aroma ligeramente picante que combina perfectamente con muchas ensaladas de verduras y frutas.

La cocina italiana aconseja esparcirla sobre la pizza en cantidades más que generosas junto a mozzarella aromatizada o incluso queso parmesano rallado, combinaciones que sin duda harán las delicias de su paladar. La rúcula es originaria de las soleadas regiones mediterráneas, donde crece con fuerza.

Conocida científicamente como Eruca sativa, la rúcula es una hermosa hortaliza de color verde, con hojas alargadas y veteadas. Cuando la planta es joven, se parece a las espinacas.

La rúcula tiene un crecimiento bastante rápido y puede alcanzar los 2 ó 3 pies de altura.

La planta puede adaptarse también a regiones templadas y es sabido que el frío le hace perder parte de su picor. Tanto las hojas como las flores pueden consumirse sin peligro y las hojas pueden cosecharse a las 3-4 semanas.

Pero lo más importante es que la rúcula es una verdura compleja, rica en vitaminas, minerales y antioxidantes.

✪ Propiedades y Beneficios de la Rúcula

Propiedades y beneficios de la Rúcula

Información nutricional y beneficios de la rúcula

La ensalada de rúcula es un plato favorito en la región mediterránea, así como una maravillosa fuente de fitoquímicos como los tiocianatos, el sulforafano y los isotiocianatos.

Estas potentes sustancias antioxidantes contrarrestan eficazmente los efectos cancerígenos del estrógeno y tienen efectos citotóxicos sobre las células tumorales.

Un consumo regular de rúcula puede hacer maravillas por nuestra salud. Por su increíble contenido en vitamina K (90% de la IDR, ingesta diaria recomendada), la rúcula favorece unos huesos fuertes y sanos y favorece la coagulación de la sangre.

Además, es especialmente rico en vitamina A y contiene 1424 microgramos de betacaroteno, un carotenoide provitamina A. Los estudios sugieren que una dieta rica en vitamina A y flavonoides ofrece una gran protección contra el cáncer de pulmón y de boca.

Además, una dieta compuesta por alimentos ricos en vitamina A, como la rúcula, es la clave para tener una piel bonita y sana y una vista estupenda.

Si se consume cruda, la rúcula también aporta generosas cantidades de vitamina C (15 mg por 100 g de hojas). La vitamina C es esencial para la producción de colágeno y beneficia sobre todo a la piel, ya que mejora su aspecto y tiene efectos antienvejecimiento.

Además, esta vitamina refuerza el sistema inmunitario y contribuye a una respuesta inmunitaria más fuerte contra infecciones y enfermedades.

La rúcula también es una buena fuente de vitaminas del grupo B, especialmente de vitamina B9 o folato. La vitamina B9 es de vital importancia porque previene los defectos del tubo neural en los recién nacidos, siempre que la madre la tome antes y durante el embarazo.

Todas las vitaminas del grupo B presentes en la rúcula, folato, niacina, ácido pantoténico, piridoxina, riboflavina y tiamina, son esenciales para el funcionamiento óptimo del metabolismo celular y enzimático y contribuyen a una buena digestión y a la producción de energía.

La rúcula es también una gran fuente de minerales dietéticos como calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo y zinc. El calcio ayuda a fortalecer los huesos.

El hierro previene la anemia, contribuye a la formación de glóbulos rojos y ayuda a combatir la fatiga. El magnesio aumenta la absorción del calcio y garantiza que se deposite en los huesos y no en las articulaciones o las válvulas del corazón.

También favorece la actividad muscular, incluida la cardíaca. Por último, el zinc refuerza el sistema inmunitario.

Dato interesante: ¿sabía que las manchas blancas en las uñas suelen ser (aunque no siempre) un signo de carencia de zinc? Aunque la rúcula no presume de concentraciones abrumadoras de vitaminas y minerales, en realidad contiene casi todos los nutrientes importantes, zinc incluido.

Esto significa que una ración de rúcula puede aportar el pequeño porcentaje de una vitamina o mineral que podría faltarle en su dieta y ayudar a combatir las carencias y los síntomas asociados, como las manchas blancas en las uñas, por ejemplo.

Efectos secundarios y contraindicaciones de la rúcula

Coagulación sanguínea:

Como todas las verduras de hoja verde, la rúcula es rica en vitamina K. La vitamina K es conocida por su papel en la coagulación de la sangre y, aunque es saludable, la ingesta de alimentos ricos en vitamina K debe limitarse si tiene predisposición a desarrollar coágulos sanguíneos y si está recibiendo anticoagulantes para reducir la coagulación de la sangre. Así que, aunque puede comer rúcula, recuerde limitar su consumo.

Conclusión

Tanto si añade un puñado de rúcula a una ensalada mixta de verduras como a una apetitosa pizza, sin duda estará tomando la decisión correcta para su salud. Picante y sabrosa, con un agradable regusto amargo, esta verdura para ensaladas está disponible en la mayoría de los supermercados del mundo.

Si le apasiona la jardinería, puede cultivarla fácilmente en casa. No sólo tendrá una verdura sabrosa y lista para comer, sino que además estará aportando a su organismo una gran variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes, porque la rúcula es una hortaliza maravillosamente sana.